Blog El Milagro

Consejos para conservar y aprovechar las verduras esta temporada.

09 septiembre , 2019

Después de unas semanas de descanso, volvemos con las pilas cargadas! A nosotros nos gusta enfocar la vuelta a la rutina como una oportunidad de empezar con buen pie la temporada, organizar los menús semanales, planificar las compras y volver a las comidas ordenadas y saludables.

Cómo conservar las verduras.

En este post vamos a daros algunos consejos para conservar adecuadamente la verdura y alguna idea para aprovecharlas hasta el final.

Empecemos por el calabacín, que le ocurre lo mismo que a la calabaza. Son verduras que se pueden almacenar fuera de la nevera en un lugar con poca luz y fresco, si aún están sin abrir. Si los guardamos en la nevera y sobre todo si están ya empezados, debemos envolverlos en una hoja de papel o servilleta ligeramente húmeda, para que se mantengan húmedos.

A la berenjena, en cambio le sienta bien la humedad y, además, no le van las compañías. Por eso debe estar en la nevera, sola, y en un recipiente para que se mantenga seca.

Los pimientos también deben guardarse en la nevera, en un recipiente abierto pero evitando el exceso de humedad para que no se estropee antes de tiempo.

En cuanto a los tomates, lo cierto es que se suelen consumir enseguida y tienen mucha rotación –al menos esa es nuestra experiencia-, pero si tenemos que conservarlos varios días, debemos guardarlos en un lugar fresco; no hace falta que sea en la nevera, a menos que las temperaturas sean excesivamente altas o los tomates estén ya muy maduros, en ese caso, mételos en el cajón inferior de las verduras.

A los rábanos hay que quitarles las hojas y después conservarlos en un lugar fresco y seco, en el refrigerador, en el cajón de las verduras con un papel de cocina humedecido. Las hojas se pueden aprovechar guardadas en un recipiente cerrado con una toalla de papel mojada. Quedarnos con las hojas de esta hortaliza es una muy buena costumbre porque en ellas hay una gran carga de nutrientes, incluso más que en la parte del tubérculo, y se pueden añadir a una sopa, una crema, a una tortilla de verduras o tomar con una ensalada, mezcladas con otras verduras de hoja.

La remolacha es otra de las verduras cuyas hojas son aprovechables de la misma manera que las de los rábanos. En cuanto al tubérculo, guárdalo siempre en la nevera, en una zona fresca, evitando la humedad. Las hojas mételas en un recipiente con cierre hermético y con cierta humedad.

*Si te gusta esta verdura, no dejes de probar nuestro Humus de remolacha. Está delicioso!

Por último, para las zanahorias te recomendamos conservarlas sin las hojas, en un recipiente con una hoja o toalla de papel que siempre debemos mantener húmeda.

Más consejos para su correcta conservación.

En general, las hortalizas que tengan necesidades similares se pueden guardar juntas, pero si vas a tardar en consumirlas están mejor separadas, porque cada vegetal madura a su ritmo y los más rápidos puede perjudicar a los demás.

Recuerda que debes lavar las verduras (también las ecológicas, como ya te explicábamos en un post anterior) pero hazlo antes de usarlas, nunca para guardarlas porque el agua puede acelerar su descomposición. Lo que puedes hacer es limpiarlas con un cepillo de cerdas suaves o un trapo seco para eliminar la suciedad que a veces traen, un poco de tierra o restos de otras hortalizas.

Ideas de cocina de aprovechamiento.

El objetivo es que las verduras y hortalizas ecológicas no se echen a perder, por eso, si piensas que no vas a poder darles salida a tiempo, te ofrecemos estas opciones:

 

 

Posts relacionados