Recetas

Ensalada de zanahoria con manzana Ensalada de zanahoria con manzana

29 agosto , 2015

Siempre intento que las recetas de este blog sean sencillas y a la vez originales. Esta no puede serlo más, y los ingredientes de que se compone son básicos. La mezcla de la manzana con la zanahoria y la nuez, y el aliño con limón y un toque de miel y comino hacen que esta ensalada sea un entrante apetecible en estos días todavía cálidos.

INGREDIENTES (4 personas)

  • 500 gr de zanahorias ralladas
  • 80 gr de nueces picadas
  • Una manzana tipo fuji cortada en cubitos
  • Perejil

ALIÑO

  • Zumo de un limón
  • 1 cucharadita de miel
  • 2 chalotas picadas muy fino
  • Aceite de oliva VE de DEM
  • Sal y pimienta
  • 1 cucharadita de comino en grano

PREPARACIÓN

  1. Preparar el aliño, mezclando todos los ingredientes mencionados y batir hasta emulsionar.
  2. Mezclar la zanahoria rallada con la manzana cortada en cubitos y las nueces y añadir el aliño que se acaba de preparar y espolvorear con perejil picado. Lo ideal es dejarla reposar en la nevera durante un cuarto de hora como mínimo antes de servir.

Siempre intento que las recetas de este blog sean sencillas y a la vez originales. Esta no puede serlo más, y los ingredientes de que se compone son básicos. La mezcla de la manzana con la zanahoria y la nuez, y el aliño con limón y un toque de miel y comino hacen que esta ensalada sea un entrante apetecible en estos días todavía cálidos.

INGREDIENTES (4 personas)

  • 500 gr de zanahorias ralladas
  • 80 gr de nueces picadas
  • Una manzana tipo fuji cortada en cubitos
  • Perejil

ALIÑO

  • Zumo de un limón
  • 1 cucharadita de miel
  • 2 chalotas picadas muy fino
  • Aceite de oliva VE de DEM
  • Sal y pimienta
  • 1 cucharadita de comino en grano

PREPARACIÓN

  1. Preparar el aliño, mezclando todos los ingredientes mencionados y batir hasta emulsionar.
  2. Mezclar la zanahoria rallada con la manzana cortada en cubitos y las nueces y añadir el aliño que se acaba de preparar y espolvorear con perejil picado. Lo ideal es dejarla reposar en la nevera durante un cuarto de hora como mínimo antes de servir.