Recetas

Crema fría de tomate

19 julio , 2015

Esta receta de crema fría de tomate es un plato que puede parecer un gazpacho pero no lo es, ya que la presencia de otras hortalizas y su cocción lo hacen muy distinto.

En la receta que me ha inspirado, el mascarpone se encontraba entre los ingredientes, pero lo he eliminado, ya que intento reducir al máximo los lácteos.

Sin embargo, le he añadido aceite de oliva VE para dar a la crema untuosidad y que se diferencie tanto del gazpacho como de la típica sopa fría de tomate.

He decidido decorar el plato con nuestro queso de rulo Collado de Gredos, pero por supuesto este detalle se puede obviar. Con queso o sin queso, esta crema de tomate seguro que se convierte en una de tus sopas frías de verano preferidas.

INGREDIENTES PARA LA CREMA DE TOMATE (4 personas)

  • 1 Kg de tomates bien rojos y firmes
  • 1 cabeza de ajo pequeña
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 1/2 vaso de vino blanco seco
  • 400 ml de caldo de pollo
  • 2 tallos de albahaca (solo las hojas)
  • 1 cucharada rasa de azcar moreno
  • Sal y pimienta
  • Una pizca de azúcar (opcional)
  • Queso de cabra de rulo Collado de Gredos (u otro queso blando)
  • Leche (o leche de avena)
  • Albahaca picada (o cebollino)

PREPARACIÓN

  1. Calentar el horno a 160ºC y meter los tomates enteros sin pelar y los ajos también enteros, pintándolos con un poco de aceite y dejarlos durante una hora
  2. Cortar en juliana la zanahoria, cebolla y puerro y rehogarlos en un poco de aceite en una cazuela. Agregar el tomate sin piel (es fácil de quitar, pero si queda algo no importa porque luego se pasar) y los ajos, exprimiendo cada diente para extraer la pulpa.
  3. Añadir el vino blanco y dejarlo reducir un poco para que se evapore el alcohol, y a continuación agregar el caldo. Dejar cocer a fuego lento durante aproximadamente 30 minutos.
  4. Pasar por la túrmix y mientras se esté triturando ir añadiendo el aceite para que se emulsione bien en la mezcla.
  5. Probar y añadir el azúcar si se aprecia algo de acidez, pero probablemente el dulzor de la zanahoria y la cebolla lo hagan innecesario.
  6. Pasar la crema por el pasapuré para que quede muy fina, y agregar algo de agua si se ve que ha quedado demasiado espesa. Dejar enfriar.
  7. Antes de servir, preparar la decoración con el queso de cabra rebajado con un poco de leche y con cebollino o albahaca.