Recetas

Asadillo de pimientos Asadillo de pimientos

04 octubre , 2017

En plena temporada de pimientos rojos, la variedad Lamuyo es la más adecuada para hacer este tradicional asadillo. Es un pimiento muy carnoso y el resultado es una ensalada suave, que combina a la perfección con ventresca de atún, sardinas, huevo duro.. consiguiendo así un entrante muy equilibrado.

INGREDIENTES (4 personas)

  • 4 pimientos rojos de Lamuyo
  • 1 diente de ajo muy picado
  • Media cucharadita de comino en grano
  • Aceite de oliva VE de DEM
  • Vinagre de Jerez
  • Sal

PREPARACIÓN

  1. Precalentar el horno a 180ºC, con calor de bóveda y solera
  2. Lavar los pimientos y embadurnarlos con un poquito de aceite, y meter al horno durante aproximadamente 30 o 40 minutos. A medio asado darles la vuelta.
  3. Cuando se aprecie que ya están chafados, que se noten bien blandos, apagar el horno y dejarlos ahí hasta que se enfríen un poco para manipularlos. Entonces, meterlos en bolsas de plástico o en un bol tapados con un film hasta que se enfríen del todo. Esto hará que con el vapor la piel y la carne se separen un poco y se hará más fácil pelarlos. Pelarlos con cuidado y colocar en la fuente de servir.
  4. Hacer el aliño con aceite, sal, comino, vinagre y el ajo picado, y añadirlo al pimiento removiendo con cubiertos un poco para que se integre bien.

En plena temporada de pimientos rojos, la variedad Lamuyo es la más adecuada para hacer este tradicional asadillo. Es un pimiento muy carnoso y el resultado es una ensalada suave, que combina a la perfección con ventresca de atún, sardinas, huevo duro.. consiguiendo así un entrante muy equilibrado.

INGREDIENTES (4 personas)

  • 4 pimientos rojos de Lamuyo
  • 1 diente de ajo muy picado
  • Media cucharadita de comino en grano
  • Aceite de oliva VE de DEM
  • Vinagre de Jerez
  • Sal

PREPARACIÓN

  1. Precalentar el horno a 180ºC, con calor de bóveda y solera
  2. Lavar los pimientos y embadurnarlos con un poquito de aceite, y meter al horno durante aproximadamente 30 o 40 minutos. A medio asado darles la vuelta.
  3. Cuando se aprecie que ya están chafados, que se noten bien blandos, apagar el horno y dejarlos ahí hasta que se enfríen un poco para manipularlos. Entonces, meterlos en bolsas de plástico o en un bol tapados con un film hasta que se enfríen del todo. Esto hará que con el vapor la piel y la carne se separen un poco y se hará más fácil pelarlos. Pelarlos con cuidado y colocar en la fuente de servir.
  4. Hacer el aliño con aceite, sal, comino, vinagre y el ajo picado, y añadirlo al pimiento removiendo con cubiertos un poco para que se integre bien.