Blog El Milagro

Los beneficios del cultivo de leguminosas

22 octubre , 2019

En El Milagro cosechamos diferentes tipos de leguminosas. Yeros, guisante forrajero, lentejas y garbanzos son las variedades con las que contamos. Las dos primeras se destinarán al ganado, y las dos últimas a nuestros clientes. 

En El Milagro somos buenos conocedores de los beneficios para la sostenibilidad del suelo que aportan los cultivos de leguminosas, ya que con su capacidad para fijar el nitrógeno al suelo y liberar fósforo contribuyen a mitigar los efectos del cambio climático.

Los Beneficios de cultivar leguminosas.

Hay muchas especies de leguminosas, algunas se consumen en grano, como las legumbres que acabamos de cosechar, y otras en fresco, como guisantes, habas y judías verdes. Todas ellas tienen en común que el fruto se aloja dentro de una vaina, sus hojas son compuestas y sus flores suelen ser muy vistosas, a menudo con cinco pétalos.

Este tipo de cultivo no puede faltar en una finca ecológica, ya que cumple la importante función de mejorar el suelo, a través de la fijación de nitrógeno atmosférico en la tierra. La responsable de este proceso es una bacteria denominada Rizhobium, que habita en la tierra y se aloja en las raíces de esta especie de plantas. Esta bacteria necesita hidratos de carbono que toma de la leguminosa anfitriona, y a cambio le proporciona el nitrógeno atmosférico que se fija en forma de nitrato o amonio produciendo unos abultamientos conocidos como nódulos.

El Nitrógeno es uno de los macro-nutrientes principales necesarios para el crecimiento de las plantas,(junto con el fósforo P y el potasio K) y gracias a él tiene lugar la síntesis y la transferencia de energía. Junto con el magnesio forma parte de la clorofila y por lo tanto es el principal responsable de que las plantas sean verdes.

Desde cuándo y por qué se cultivan las leguminosas.

Desde la antigüedad se reconocen las bondades del cultivo de las leguminosas, y se han encontrado restos arqueológicos en los que se menciona la rotación de cultivos en general y del especifico de leguminosas como mejorante. En la actualidad, en una explotación ecológica, es habitual este movimiento rotatorio por las distintas parcelas, que se repite en varias reas: El ganado rota por las distintas parcelas para mejorar las praderas, los cultivos van rotando para no agotar la tierra, y en el caso que nos ocupa, las leguminosas van de una parcela a otra para reforzar el suelo en nitrógeno.

En la agricultura convencional, es frecuente recurrir al nitrógeno en su forma química para mejorar la productividad de los cultivos, y esto puede tener consecuencias nefastas en el medio-ambiente por la contaminación de las aguas con nitratos. Por eso se debe promocionar esta forma natural y equilibrada de mejorar el suelo.

Cómo y por qué comer legumbres.

Por último no queremos dejar de mencionar su alto valor nutricional, del que ya hemos hablado en otra ocasión. Las leguminosas se caracterizan por su alto contenido proteico, y por eso son un componente importante en el pienso del ganado, y en el caso de la alimentación humana un alimento fundamental en la dieta.

Por todo esto y porque están riquísimas, os recomendamos unas cuantas recetas autenticas de El Milagro para que disfrutéis de las legumbres tanto en frío como en calor:

Acelgas con garbanzos y pimentón de la Vera.

Garbanzos al estilo marroquí.

Ensalada otoñal de Garbanzos.

Guiso de calabaza y garbanzos.

Lentejas al curry.

Lentejas con arroz al estilo libanés (Mujaddara).

Hamburguesas de pollo y lenteja roja.

Pochas.

Risotto al limón con guisantes al estilo Gwyneth Paltrow.

Arroz con guisantes al curry.

Hummus de guisantes.

 

Posts relacionados