Blog El Milagro

¿En qué se diferencian los huevos camperos de los ecológicos?

08 octubre , 2020

El huevo es un alimento muy utilizado en la cocina, y que además de poder cocinarse de muchas maneras y realizar platos muy variados, es una fuente de nutrientes muy importante. Sin embargo, cuando vamos a comprarlos y vemos la gran cantidad de opciones que tenemos, es posible que nos preguntemos en qué se diferencian. Siempre debemos tener en cuenta el origen de esos huevos y especialmente cómo han sido cuidadas y alimentadas las gallinas que los han puesto. Por eso, queremos resolver una duda muy común a la hora de acudir al supermercado: ¿en qué se diferencian los huevos ecológicos de los camperos? ¡Te lo contamos!

Tipos de huevos: ¿en qué fijarnos para escogerlos?

El bienestar y la forma de producción utilizada para obtener alimentos de los animales es algo a lo que cada vez más gente le presta atención. De esta preocupación surge la necesidad de diferenciar mediante etiquetas las distintas opciones de etiquetas. ¿Es mejor un huevo ecológico o un huevo campero

Probablemente te hayas fijado alguna vez en una numeración que llevan los huevos impresa en el exterior. Este código obligatorio indica el origen y el tipo de producción que se ha realizado y se trata de una digitación común a toda la Unión Europea. Este “DNI” nos da toda la información que necesitamos para saber todos sus datos, desde cómo se ha producido, hasta el municipio, e incluso en algunos casos hasta el gallinero en el que se ha recogido:

  • Método de producción: el primer dígito que aparece se referirá al sistema de producción. Será un número del 0 al 3.
  • País: para saber en qué país se ha producido, tendremos que irnos a las siglas. En el caso de España, aparecerán las siglas “ES”.
  • Provincia: los siguientes dos dígitos son los que indican la provincia.
  • Municipio: los próximos tres dígitos nos dan información del municipio.
  • Granja: los restantes indicarán la granja.

En este caso vamos a centrarnos en la primera cifra, que es la que nos indica cómo se ha producido ese huevo, o lo que es más exacto, en qué condiciones se ha criado la gallina.

  • Si tiene un número 0, es de producción ecológica según los organismos competentes
  • Si tiene un número 1, es un huevo de gallinas camperas, que han sido criadas en suelo y han podido estar al aire libre.
  • Si tiene un número 2, son gallinas criadas en suelo, pero que no han tenido acceso al aire libre ni espacio libre entre unas y otras.
  • Si tiene un número 3, esas gallinas se han criado en jaulas.

Las cajas en las que se encuentran los huevos pueden darnos otra información: la categoría, siendo la A la que indica que los huevos son frescos y no han recibido tratamientos; así como el tamaño, la identificación de la empresa de embalaje y comercialización, o su fecha de consumo preferente. 

Diferencias entre huevos ecológicos y huevos camperos

Si nos centramos en las diferencias entre ambos huevos, tenemos que tener en cuenta cómo están catalogados y etiquetados, y las medidas que deben cumplir para obtener esta identificación.

Huevos ecológicos

Los huevos ecológicos son aquellos que proceden de gallinas que viven en corrales al aire libre. Para obtener el sello de ecológicos, las gallinas han tenido que ser alimentadas con pienso procedente de agricultura ecológica, aunque al estar al aire libre es completamente normal que coman hierba o insectos. Además tienen la clasificación de huevos ecológicos porque en el campo no deben ni pueden usarse abonos químicos ni plaguicidas. No sólo eso: las gallinas tienen al menos ocho horas de sueño con oscuridad total, y acceso a un terreno de mínimo 4 m2 por cabeza.

Por este motivo, todo ello hace que el producto final (el huevo) sea completamente ecológico. Como es lógico, el encarecimiento de la producción frente a otros tipos de huevos hace que los huevos ecológicos sean en ocasiones de precio superior a otras opciones. Son los organismos competentes los que, en función de la comunidad autónoma, permiten obtener este sello teniendo en cuenta la normativa específica. 

Huevos camperos

Por su parte, los huevos camperos son menos específicos en cuanto a su producción. Los únicos requisitos que deben cumplirse para considerarse gallinas camperas es que tengan acceso al exterior, por lo que la cría se realiza al aire libre sobre tierra, disponiendo de aproximadamente 4 m2 por gallina mínimo.

En cualquier caso, ambos tipos de huevo se han producido teniendo las gallinas en unas condiciones saludables, con una buena alimentación al aire libre. Sin embargo, la diferencia estriba en que la alimentación de las gallinas que ponen huevos camperos no necesita ser ecológica. Es una diferencia muy importante porque para los huevos ecológicos todos los cereales y leguminosas han de proceder de cultivos no OGM y sin tratamiento, y además, durante su crecimiento no se pueden utilizar abonos de síntesis química ni fungicidas y herbicidas. No es el caso así para el huevo campero, cuyos piensos pueden proceder de materias primas convencionales que hayan sido cultivadas con todos los inputs no permitidos en Agricultura ecológica.


Los huevos ecológicos de Dehesa el Milagro

Ya hemos visto que en ambos casos existe una cantidad mínima de m2 por animal en la zona cubierta y en ambos existen regulaciones de m2 disponibles en los parques externos. Son dos medidas imprescindibles para calibrar el bienestar animal. ¿Qué hacemos en Dehesa El Milagro? Cumpliendo toda la normativa damos un paso más, aumentando los m2 exigibles en parques externos, y diseñando los parques en movimiento de la finca con zonas de refugio, matorrales, arboleda, zonas de pasto.... Se intenta simular la realidad de las gallinas que nunca fueron animales de cría intensiva.


Por eso nuestros huevos ecológicos son una delicia y además, su sabor significa que han sido puestos por gallinas que han sido criadas en libertad y alimentadas con productos 100% ecológicos.

Posts relacionados