saltar al contenido

Ragout de buey ecológico

Este corte proviene de la aguja, el brazuelo y la culata. Es perfecto para cocinar en salsa, dejando el guiso a fuego lento el tiempo suficiente, la carne quedará muy tierna y jugosa.

Precio regular 8,60 €
Próximamente

500g

17,20 €/kg

IVA incluido.

Características Ragout de buey ecológico

¿Qué diferencias podemos encontrar entre la carne de buey y la de añojo ecológico?

Tanto el buey, como el añojo, son animales que han vivido en libertad toda su vida, pastando y rotando por nuestras parcelas como el resto del ganado, mejorando los pastos y haciendo realidad los beneficios del manejo holístico y la ganadería regenerativa.

Un buey es un macho castrado de más de 4 años, aunque nuestros bueyes, de raza avileña negra ibérica, tienen más de 6 años, mientras que el añojo son reses más jóvenes. El buey, castrado y más maduro, tiende a tener una carne más sabrosa y jugosa, con un sabor más profundo y pronunciado debido al mayor desarrollo de sus músculos y mayor infiltración de grasa. Por otro lado, el añojo, más joven y no castrado, tiene una carne más tierna, menos intensa en sabor, con una textura más suave y menos marmoleada.

¿Por qué el ragout de añojo ecológico es ideal para elaborar guisos?

Dependiendo del plato que queramos preparar, será importante definir qué tipo de carne y qué pieza es la más adecuada para cada receta, según sus características. Nuestros carniceros, para preparar este corte utilizan aguja, culata y brazuelo, que provienen de partes del animal con mayor contenido de tejido conectivo y colágeno. Este colágeno se descompone durante la cocción lenta y prolongada, convirtiéndose en gelatina, lo que proporciona una textura suave y jugosa al guiso. Su contenido de colágeno las hace ideales para guisos, estofados y cocciones de larga duración, resultando en platos tiernos, sabrosos y reconfortantes.

 

Preparación

El ragout es ideal para prepararlo en forma de guiso, cocinándolo a fuego lento, la carne resultará especialmente tierna y jugosa.

A la hora de preparar un guiso, te recomendamos sellar la carne en primer lugar, es decir, calentar el recipiente en el que se vaya a cocinar a fuego fuerte, una vez caliente añadir aceite de oliva e inmediatamente después la carne, hasta que adquiera color dorado. Una vez tengamos la carne lista, la reservamos, bajamos el fuego y sobre este aceite pochamos el resto de verduras con el que vayamos a hacer el guiso. De esta forma, conseguiremos sellar la parte externa de la carne y que concentre los jugos en el interior.

Ragout de buey ecológico
Drawer Title
¡Bienvenido!

Te damos un 15€ de descuento en tu primera compra superior a 70€.

Insertando código "BIENVENIDO15"

*Condiciones: Sólo un uso por cliente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.

productos similares