Blog El Milagro

Pollo de corral o ecológico. ¿Cuáles son las diferencias?

13 Mayo , 2019

La carne de pollo es una de las más consumidas del mundo. Pero como siempre, hay pollos pollos, encontrando la diferencia fundamental en la forma de ser criados. Existen 3 tipos:

POLLO INDUSTRIAL: En cautividad, alimentación a base de pienso industrial y utilización de antibióticos. Días de crecimiento: 35-50 días.

POLLO CAMPERO: En semilibertad, alimentación a base de pienso industrial y utilización de antibióticos. Días de crecimiento: 90 días.

POLLO ECOLÓGICO: En total libertad, alimentación ecológica libre de antibióticos, químicos y transgénicos. Días de crecimiento: 81 días.

Existe cierta confusión con el pollo de corral o campero. Principalmente porque recibe nombres diferentes, la mayoría engañosos, pensados para que se cree una imagen idílica de la cría del pollo. La triste realidad es que la mayoría de estos pollos se crían en naves industriales sin apenas luz del sol y poco espacio para moverse.

Pero, ¿Cómo podemos diferenciar el pollo ecológico de los demás? Para empezar, por la Etiqueta ECO certificada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Este certificado garantiza que el pollo vive en corrales muy ventilados e higiénicos, con luz natural y salidas al exterior y se alimentan principalmente de cereales ecológicos pero también de lo que picotea en el campo, insectos, semillas, hierbas... Esto es fundamental ya que la calidad de los ácidos grasos de la carne de pollo va ligada a la alimentación. Por ese motivo, la grasa de la pechuga NO ecológica posee un 36.1% de ácidos grasos poliinsaturados, debido a la presencia de harinas de pescado en el pienso que comen. En cambio, la pechuga ecológica posee una importante fracción de grasa saludable: un 37,37% de ácidos grasos monoinsaturados.*

En este reportaje de EN EL PUNTO DE MIRA de Cuatro, nuestros compañeros Gustavo y Gustavo te lo cuentan desde la propia granja:

https://www.cuatro.com/enelpuntodemira/pollos-diferencias-corral-ecologico-industrial_18_2751270249.html

 

*Fuente: M. D. Raigón – Dto. Química de la Escuela Técnica Suprior del Medio Rural y Enología. Universidad Politécnica de Valencia.

 

Posts relacionados