Blog El Milagro

Helados ecológicos: recetas y consejos para refrescarte #EcoLógicamente

07 agosto , 2020

Las épocas de verano se caracterizan por el sol, el calor, la playa o la piscina…¡y los helados! Este tipo de productos es perfecto para refrescarnos de las altas temperaturas y disfrutar de un montón de sabores. En los últimos años los productos bio y ecológicos han aumentado considerablemente, ofreciendo una gran variedad de alimentos. Entre ellos, los helados ecológicos. Descubre sus ingredientes y las ventajas de consumirlos a continuación.

 

¿Qué son los helados ecológicos y de qué están hechos?

Los helados ecológicos, al igual que otros productos con esta especificación, son alimentos que utilizan ingredientes totalmente naturales y que además se han obtenido de forma respetuosa con el medio ambiente. No sólo son sostenibles por la forma en la que se obtienen, sino que además son respetuosos con la salud al no llevar químicos dañinos para nuestro cuerpo. 

Los helados ecológicos se caracterizan porque evitan añadir colorantes, saborizantes y prácticas poco naturales, y sobre todo porque tanto los ingredientes como la producción son ecológicos. En ciertos casos los ingredientes también son locales. 

 

Recetas de helados ecológicos para preparar en casa

Si te has decidido a pasarte al lado "eco" de los helados, y si además no te da miedo meterte en la cocina para hacer los tuyos propios, te vamos a dar unos consejos para que los prepares en casa. Un adelanto: hacer helados ecológicos en casa es sumamente fácil.

 

Para ello, necesitas tres ingredientes básicos:

  1. Una base de fruta. Aprovecha las frutas de temporada como los melocotones o las nectarinas, pero también puedes usar esos plátanos que te quedan aún por la nevera. La clave: congelar la cantidad necesaria de fruta para las raciones que vas a hacer.
  2. Un líquido. Te recomendamos hacerlos con leche para que estén cremosos, pero puedes usar agua para que tengan textura de sorbete o agua de coco que les da un toque más fresco. Si quieres una opción de helados veganos, atrévete con bebidas vegetales de soja, almendras o arroz.
  3. Endulzante. Depende del dulzor de la fruta usa más o menos. Por ejemplo, con los melocotones nos encanta ponerle 2 cucharadas de azúcar moreno. Pero puedes no ponerle, o usar sacarina, panela o tu endulzante habitual.

Te sugerimos estas tres recetas. Todas ellas se preparan de la misma manera: congela la fruta en trozos y cuando esté congelada, mézclala con el líquido y el endulzante, tritura a tu gusto y sirve inmediatamente o vuelve a meter al congelador para endurecer el resultado antes de comerlo y que vuelva a recuperar el frío que pierde en el triturado.

  • Helado de melocotón ecológico: 500gr de melocotón ecológico, 100ml de leche y 2 cucharadas de azúcar moreno.
  • Helado de plátano ecológico: 2 plátanos ecológicos maduros, 100ml de leche y 2 cucharadas de azúcar moreno.
  • Helado de nectarina ecológica: 500gr de nectarina ecológicas, 100ml de agua de coco y 1 cucharada de azúcar (aunque puede no necesitarla, a tu gusto)
  • Sorbetes de fruta ecológica: cualquier receta de las anteriores, sustituyendo el líquido por agua fría, si los pones en moldes tendrás sabrosos polos para refrescarte #EcoLógicamente.

 

 

helados ecológicos

¿Es mejor consumir helados ecológicos?

Una de las grandes preguntas que solemos encontrarnos es cuál es la diferencia entre los helados naturales y los helados ecológicos. ¿Acaso no es lo mismo? Pese a lo que podamos pensar, sí que existen diferencias, aunque mínimas, entre ambos tipos de helado. Los helados naturales se caracterizan por materias primas de gran calidad, además de evitar colorantes o conservantes en sus recetas. Por su parte, los helados ecológicos además de ser helados naturales utilizan una materia prima también de gran calidad, pero que además es ecológica. Es decir, que procede de ganadería o agricultura ecológica por lo que es aún de mayor calidad. Los ingredientes naturales y ecológicos no utilizan pesticidas ni antibióticos en el caso de la cría de animales, entre otras cuestiones, mejorando así la calidad del producto final. 


Entonces, ¿es mejor consumir helados ecológicos? Consumir productos ecológicos tiene grandes ventajas, empezando por el cuidado de nuestra salud. Gracias a que la materia prima de los helados no se ha tratado con herbicidas o plaguicidas, y en caso de llevar lácteos, estos también se han obtenido de una forma ecológica y cuidando de los animales, los helados ecológicos son una muy buena opción para cuidar nuestro organismo disfrutando de uno de los grandes placeres de las épocas más calurosas del año. Recordemos que no sólo los ingredientes son naturales y ecológicos, sino que en el proceso de creación del helado no se utilizan químicos que puedan perjudicar a nuestra salud, algo que debemos tener muy en cuenta. Además, este tipo de helados suelen estar elaborados con un menor porcentaje de azúcares, sin aceite de palma y aditivos perjudiciales.


Si nos centramos en la sostenibilidad, los helados ecológicos son cuidadosos con el medio ambiente utilizando técnicas que reducen el impacto medioambiental, y el envasado es generalmente biodegradable para garantizar este cuidado del medio ambiente hasta en el último momento.


Si estás pensando en pasarte al lado ecológico, este puede ser un buen momento. Desde la fruta y la verdura, pasando por las carnes y los postres, ¡hay un mundo por descubrir! Échale un ojo a nuestro catálogo y descubre la mejor forma de hacer la compra cuidando de ti, de los tuyos y de tu entorno. ¡Te esperamos!

Posts relacionados